🎁 Todas las compras en el sitio web con un 25% de descuento por el día de la madre.

Su carrito actualmente está vacío.

¿Quién no ha jugado a disfrazarse alguna vez? Desde siempre niño y niñas juegan a ser diferentes personajes. En algunas etapas del desarrollo, entre los 2 y los 6 años, es cuando más gustan de hacer estos juegos. Esto porque están en una etapa donde se abren a conocer el mundo, coincide con un momento en que están ensayando “su primera identidad”, motivados por la autonomía motora y del lenguaje,  y estimulados por el mundo de la fantasía.

El valor de disfrazarse implica transformarse en todos aquellos personajes y personas que nos atraen del mundo que nos rodea, aporta no solo en el desarrollo de un pensamiento creativo,  sino también a nivel emocional permitiendo a los niños y niñas expresar diferentes sentimientos y emociones que surgen del ambiente cotidiano y de la fantasía. ¡Todos los disfraces sirven! Profesiones, super héroes, animales, brujas, magos, incluso un trozo de tela olvidado en la casa, unos zapatos, unas gafas… no importa lo que cada niño o niña elija, es una oportunidad de desarrollo invaluable. Promueve que los niños/as ensayen los distintos personajes y amplíen su mundo.


translation missing: es.general.search.loading