Su carrito actualmente está vacío.

Las alitas con arnés son un accesorio imprescindible para la seguridad de los niños que aún no saben nadar o que aún no se desenvuelven en el agua con soltura. Cubren ambos brazos y el pecho del niño de tal manera que si pierden la estabilidad vayan hacia atrás y aseguremos que su carita nunca esté sumergida. Para mayor protección trae un broche de seguridad que se ajusta por la espalda y que solo puede sacar un adulto.

No es inflable, está relleno de "memory foam" (espuma de poliuretano) y por lo tanto el flotador siempre está listo para ser utilizado. Es talla única.

Posee certificación EN 13138 - 1: 2014 para niños entre 11 y 18 kilos.

translation missing: es.general.search.loading